Lunes, 05 Agosto 2019 21:39

Unibagué desde los ojos de un brasilero

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Estudiante internacional


Hobbies:

Eschchar música y jugar fútbol

Equipo Favorito:

Fluminense

Edad:

21 años.

Julio Carvalho Costa estudió en la Universidad de Ibagué durante el semestre A del 2019.



“Experimentar la movilidad académica por primera vez y llegar a la Universidad de Ibagué fue un premio. Estuve buscando la posibilidad de estudiar fuera de mi país y observó la oportunidad de llegar a Unibagué. Me decidí por esta Universidad por las recomendaciones de mis profesores en Brasil quienes me comentaron sobre cómo encontrar una Facultad de Ciencias Económicas fuertes ”.

Julio Carvalho cursa su último año de pregrado en Brasil en Administración de Empresas, pero para explorar el componente de internacionalización desde Colombia, matriculó materia de Negocios Internacionales y Mercadeo.

Desde allí participó en la Feria Crea Producto y junto a su grupo de trabajo, el tercer lugar en la IV versión de esta Feria que premia la innovación.

 "Fue una experiencia muy enriquecedora, pensar cómo desde la teoría se puede ser prácticos pensando en los mercados, me pareció superchévere ", aseguró nuestro estudiante, quien ya dice "chévere" como cualquier colombiano.

Julio y su equipo le apostaron a la potencialización de un recurso natural muy tolimense como el arroz, ejecutando la transformación del grano en galletas de confitería. Julio Carvalho tiene miedo de creer en el sector del agro. “Brasil y Colombia parecerán en muchas cosas, pero, sobre todo en su potencial agrícola, somos países que necesitamos potencializar nuestras producciones agrícolas al máximo”.

Los desafíos de estudiar en un país que no era el suyo

El portugués es muy similar al español, escuchar y entender lo que habla en Ibagué fue el asunto de unos días, pero escribir correctamente sí es una dificultad que permanece.

 

Ustedes los colombianos aprecian mucho escribir bonito, y yo era muy puntual en los exámenes, creo que eso me restaba puntos ”, evaluó Julio Carvalho Acosta. No sin antes identificar y explicar las dinámicas en su Universidad.

En el Instituto Federal Sur de Minas Gerais, sede Machado, los estudiantes ven clases sin pausas, estudian tres o cuatro horas con un mismo docente y los compañeros son siempre los mismos a excepción de quienes reprueban. "Algo así como un colegio", señaló Julio.

“Aquí descubrí unas clases más dinámicas y compartidas con muchos compañeros, en Colombia se trabaja mucho en equipo; y que los estudiantes pueden armar su plan de estudio me parece muy bien.

"Hubo varias materias en las cuales, en cada clase, requieren exponer los temas vistos, esa es una estrategia de evaluación que me gustó y que compartiré con las personas de mi Universidad. Venir aquí fue una decisión acertada, para mi educación y mi enriquecimiento personal. Disfruté mucho de las clases y de la cultura colombiana ".

Colombia a los ojos de un brasilero

Tenemos en común el gusto por el café y el fútbol, ​​somos países cafeteros y futboleros, Julio Carvalho Costa lo confirmó desde el día a día en nuestro campus: “De Colombia siempre tuvo muy buenas referencias y cada día son mejores. Yo recuerdo el trato que tuvieron los colombianos cuando se accidenteó el avión de un equipo de fútbol de nuestro país en Antioquia. Desde ahí siento alcalde hermandad con los colombianos por como acudieron a ayudar en esa catástrofe, con la experiencia de estudiar en la Universidad de Ibagué, esa hermandad la siento más propia, más mía.

Ustedes los colombianos viven el fútbol con la misma pasión que nosotros. Al llegar aquí y darse cuenta de mis compañeros de donde venía, el fútbol se convertía en un tema que disfrutábamos por horas. El juego aquí es más recio, más físico, ustedes juegan al fútbol con mucha fuerza.

 

 

El café es un producto que también nos une.

somos ambos potencias en la producción y calidad del grano, me voy con nostalgia, pero también feliz, conocer Colombia, sus paisajes y ser estudiante de la Universidad de Ibagué fue muy chevere ” , concluyó Julio con un español bien hablado, enquistado en él como todos los recuerdos vividos en esta tierra, en esta, su institución, lo que recuerda y lo saluda. 

Por: Germán Gómez Carvajal, productor de contenidos, Unibagué.

Visto 288 veces Modificado por última vez en Miércoles, 23 Octubre 2019 22:00

Medios

Más en esta categoría: « La versatilidad de un egresado