Lunes, 03 Diciembre 2018 14:49

La competitividad, una apuesta del municipio de El Líbano, Tolima

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan actualmente las regiones consiste en identificar qué factores las diferencian de las demás y cuáles de ellos pueden convertirse en oportunidades para jalonar el desarrollo integral y sostenible. Según el Foro Económico Mundial, factores como las instituciones y las políticas públicas que inciden y determinan la productividad regional son denominados como competitividad. Para una región, el desarrollo competitivo promueve el aumento de la prosperidad, debido a que la productividad, uno de los principales factores de la competitividad, conduce al crecimiento y mejora de los niveles de ingreso, que deben traducirse en bienestar humano.

 

En procura de ello, el municipio de El Líbano, Tolima, ha trazado un eje estratégico, referido a la competitividad, dentro de su plan de desarrollo.

 

Este municipio, incrustado en la cordillera central,  históricamente ha sido tierra cafetera y alberga a más de 40.000 habitantes. Está ubicado estratégicamente en el norte del Departamento, muy cerca de otros municipios en el Tolima y en Caldas, corredores turísticos y productivos por excelencia. Además, de lo anterior, El Líbano cuenta con una amplia oferta institucional y de servicios financieros, educativos, y comerciales que lo convierten en punto de encuentro para las diferentes dinámicas sociales y económicas del norte del departamento del Tolima.

Así mismo, conscientes de que las alianzas entre los sectores público, privado y la academia son indispensables para generar desarrollo y mejorar la calidad de vida de los habitantes de una región, las autoridades locales de El Líbano han entendido su responsabilidad, frente a la generación de procesos cooperativos que permitan el desarrollo participativo de estrategias y acuerdos que partan de una visión compartida del territorio y de la cohesión social, entre los diferentes actores y niveles de gobierno, para consolidar fuentes diversas de crecimiento, empleo y oportunidades.



En concordancia, y con el propósito de contribuir con el orientar acciones y el priorizar proyectos que permitan mejorar el desarrollo humano, económico, social y la calidad de vida de los habitantes, y responder de manera pertinente a uno de sus pilares dentro del plan de desarrollo, el Municipio decidió iniciar la construcción de su Política Pública de Competitividad, iniciativa a la que se encuentra vinculada la Universidad de Ibagué, orientando la metodología y el análisis de la competitividad y participando de manera directa en las etapas del proyecto por medio del Instituto de Desarrollo Regional, la Coordinación de Responsabilidad Social Integral, el Observatorio Regional del Mercado de trabajo (ORMET) y con la participación activa de estudiantes del Semestre Paz y Región.

En ese orden de ideas y a partir de la noción de que el desarrollo regional es una construcción colectiva de capacidades propias, encaminadas al mejoramiento en la calidad de vida de los habitantes de la región, se entiende la política pública no como punto final de un proceso de desarrollo, sino como el punto de partida para la articulación de esfuerzos multisectoriales, estratégicamente focalizados, que permitan consolidar una visión de desarrollo integral para el territorio. Por ello, el proceso de construcción de la Política Pública de Competitividad en El Líbano  se resume en tres etapas principales así:

 


En primer lugar, se realizó el diagnóstico estratégico del Municipio, a partir de  tres momentos. El primero fue la identificación y análisis del perfil productivo de donde se estudiaron aspectos socio-económicos de los diferentes sectores productivos que tiene el municipio. En segundo lugar, se realizó el análisis de cerca de 100 indicadores de competitividad, aplicables al contexto, que permitió una lectura más amplia de la realidad del territorio, no solo desde lo productivo, sino desde temas relevantes como la oferta educativa, la infraestructura física de los procesos de innovación y desarrollo que se generan con base en el índice departamental de competitividad realizado por el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario.

 A partir de estos insumos, se procedió a elaborar una matriz de Fortalezas, Oportunidades, Debilidad y Amenazas (FODA) para la reflexión colectiva sobre los aspectos internos y externos que influyen en la competitividad del Municipio. Para culminar esta primera etapa, y con el fin de empoderar y vincular los diferentes sectores y gremios que hacen parte de la región, se llevó a cabo el Primer Foro de Competitividad del Norte del Tolima, evento que contó con la participación de mandatarios locales, dirigentes sociales, asociaciones de primer y segundo nivel y diferentes actores de la región, donde fue posible escuchar la voz de expertos académicos así como experiencias similares en otras regiones del país.

Actualmente, se lleva a cabo la segunda etapa, que consiste en un ejercicio colectivo de prospectiva, desde el cual se analizan escenarios de futuro de acuerdo  con los elementos identificados en el diagnóstico y, a partir de allí, se definen los caminos más adecuados que debe seguir el Municipio para la construcción de desarrollo regional. 

 

Esta segunda etapa permitirá priorizar las estrategias y proyectos que harán parte de la hoja de navegación de la Política Pública de Competitividad que se espera consolidar en el primer semestre del año 2019.

 


A lo largo de las diferentes etapas del proceso de construcción de la Política, la Universidad de Ibagué, desde el semestre Paz y Región y el Instituto de Desarrollo Regional, ha desempeñado un papel importante como eje articulador de visiones y garante de la objetividad del proceso, así como de la rigurosidad de los ejercicios y de la aproximación a las realidades complejas del territorio. Para los estudiantes que participan de este proyecto es un proceso enriquecedor para su formación integral, pues visto desde su formación profesional tienen la posibilidad de aportar y proponer, también de aprender y ser conscientes de la complejidad implícita en los procesos de desarrollo y la importancia que en ese sentido tiene la planeación. Desde la formación ciudadana, este proceso favorece en los estudiantes la comprensión de las realidades locales, despierta su sensibilidad frente a los problemas sociales presentes en el territorio y los lleva a reflexionar y tomar postura acerca del rol que como profesionales ejercerán en poco tiempo.

Finalmente, proyectos como estos que apoyan la consolidación de rutas y líneas estratégicas de desarrollo, no solo en la ciudad de Ibagué sino en los municipios del Tolima, ratifican el compromiso de la Universidad de Ibagué como eje articulador del desarrollo regional.

Visto 575 veces Modificado por última vez en Martes, 29 Enero 2019 22:50

Medios